En clima frío la respuesta es capas, capas, capas

En clima frío la respuesta es capas, capas, capas

Cuando sales al aire libre, es importante saber que capas de ropa llevar para que puedas rendir al máximo sin distracciones. Sobre todo debes aprender a usar las capas para los climas fríos o polares.


Las capas a llevar son:


 Capa base: absorbe el sudor de la piel.


 Capa intermedia: retiene el calor corporal para protegerte del frío.


 Capa exterior: te protege del viento y la lluvia. 


Esta bien si no usas todas las capas de ropa al principio, es posible que no sean necesarias y solo te den calor; pero, es mejor que te sobren a que te falten por si empieza a llover o a bajar mucho la temperatura.


Aquí te daremos algunos ejemplos de capas frías, lluviosas y para climas cálidos


Capas de clima frío:


 Parte superior e inferior de la ropa interior larga de poliéster de peso medio;  una chaqueta con aislamiento sintético;  pantalones de lana de peso medio;  chaqueta y pantalón impermeable y transpirable para la lluvia.


Cabe recalcar que el mejor aislante térmico para cuando corras en frío es el aire, sí así el puro aire. El objetivo principal de las capas es poder capturar la mayor cantidad posible de aire para que estes seco y libre de humedad así evitando el frío.

Trekkin.com (ejemplo capa base)

Capas de clima lluvioso o temperaturas frescas:


 Parte superior e inferior de ropa interior larga de poliéster ligero;  chamarra de lana ligera;  pantalones de senderismo sintéticos;  chaqueta y pantalones ligeros, impermeables y transpirables.


Capas de clima cálido:


Ropa interior de poliéster y camiseta sintética de manga corta;  pantalones de senderismo de nailon; chamarra rompevientos ligera.


Hay muchísimas opciones para elegir tus capas, solo debes hacerlo pensando en el clima al que te vas a enfrentar.



 También es importante que te tomes el tiempo necesario para ajustar las capas a medida que cambian las condiciones.  Si la lluvia y el viento se calman, te quitas la capa exterior.  Si aún tienes frío y no te calientas, agrega una capa intermedia. 


Capa base: gestión de la humedad


Como capa pegada a la piel, el trabajo de una capa base es alejar la transpiración de la piel. En condiciones frescas o frías, se necesitan capas base absorbentes para mantener la piel seca.  Eso es esencial porque ayuda a evitar que se enfríe e incluso puede llegar a una hipotermia.


 Pesos de la capa base: sus opciones son sencillas: peso ligero, mediano y pesado, aunque también puede ver términos como “ultraligero” en un extremo del espectro o “peso de expedición” en el otro y esto también dependiendo del material. Generalmente, las telas más pesadas te mantienen más abrigado, aunque ese no es realmente el propósito principal de una capa base .


Capas base para climas cálidos: la ropa interior larga puede no ser la mejor opción  cuando las temperaturas suben, pero tener la piel seca generalmente te

hace más cómodo en todas las condiciones. Aquí hay otras consideraciones sobre la capa base para climas cálidos:


 Cualquier camisa de verano es realmente una capa base, así que buscar una con la que te sientas cómodo.

Algunas camisas diseñadas para climas cálidos esparcen la humedad a través de la tela, donde la evaporación ayuda a enfriar.  


 La ropa interior como los bóxers y los sostenes también debe ser transpirable.


 Las capas de base con clasificación UPF le brindan protección solar adicional. 



Las tecnologías de telas emergentes, como la lana impregnada de partículas de cerámica, ofrecerán capas de base que literalmente enfrían la piel para una mayor comodidad.


Capa intermedia: aislamiento


 La capa aislante te ayuda a retener el calor. 


 Estas son algunas de sus opciones principales para las capas intermedias:


 Chaquetas con aislamiento de pluma: Altamente comprimible para facilitar el empaque, las plumas ofrecen más calidez por su peso que cualquier otro material aislante.  La eficiencia del relleno se mide de 450 a 900. Debido a que las plumas siempre está dentro, las chaquetas también ofrecen cierta resistencia al agua y al viento.  

 Chaquetas con aislamiento sintético: los aislamientos sintéticos han intentado durante mucho tiempo imitar la eficiencia de las plumas, acercándose a ese estándar cada año.  Y, aunque los sintéticos no se comprimen tan bien , son una opción popular para condiciones de lluvia.  Y, al igual que las plumas, el aislamiento sintético siempre está dentro de un material exterior que ofrece una mayor resistencia al agua y al viento.


Capa exterior: protección contra la lluvia y el viento


 La capa exterior te protege del viento, la lluvia y la nieve. Van desde costosas chamarras de montañismo hasta simples chamarras resistentes al viento.  La mayoría deja escapar al menos algo de sudor;  Prácticamente todos están tratados con un acabado repelente al agua duradero (DWR) para hacer que el agua se forme y se deslice fuera de la tela.

 Su capa exterior es una pieza importante en un clima tormentoso, porque si se permite que el viento y el agua penetren en las capas internas, se puede enfriar mucho.

Seagale.com (ejemplo capa intermedia)


Las capas exteriores se pueden agrupar en las siguientes categorías:

 Chamarras impermeables: su opción más funcional, este tipo de chamarra es su mejor opción para condiciones de tormentas totales.  Por lo general, más caro es más seco, aunque las de precio más alto suelen ser también más duraderas.

 Chamarras resistentes al agua / transpirables: son más adecuadas para condiciones de llovizna, viento y altos niveles de actividad. Generalmente están hechas de telas de nailon o poliéster de tejido apretado que bloquean el viento ligero y la lluvia ligera.


 Chamarras blandas: éstas se enfocan en la transpirabilidad.  La mayoría cuenta con tela elástica o paneles de tela para mayor comodidad durante las actividades.  Muchos combinan la protección contra la lluvia ligera y el viento con un aislamiento ligero, por lo que combinan dos capas en una sola chamarra.


 Capas exteriores impermeables / no transpirables: éstas están bien para los días de lluvia con poca o ninguna actividad, como salir a pescar con tu familia.  Por lo general, están hechos de nailon recubierto, que es resistente al agua y al viento.  Si se esfuerza mucho mientras usa uno, probablemente terminará saturando sus capas inferiores con sudor.


Si tú eres un corredor de Trail Running hay unas características adicionales que debes saber. Tus capas deben contar con todos los beneficios ya mencionados anteriormente, pero su eficacia y velocidad para secarse y apartar el sudor debe ser muy alta; aquí el rompevientos se convierte en algo esencial para la última capa. Tu rompevientos debe ser exclusivamente valga la redundancia para la lluvia y para el viento; no elijas algo pesado, tu capa exterior debe ser muy ligera y práctica. A diferencia de otros deportes lo recomendable en el Trail Running es que tus capas sean de poco volumen y de peso ligero puesto que tienes que cargar con todo mientras compites o entrenas. Al ser más ligero será más fácil que tengas un buen rendimiento y que cumplas tus metas.Al ser corredor es importante que lleves una muda extra que esté seca 

Blackdiamond.com (ejemplo capa exterior)


Ahora que te hemos dicho lo más esencial para cada capa, cuando vayas a correr ¿Qué capas vas a elegir tú?

 

Referencias:

"How to Dress in Layers: Tips for Staying Warm | REI Co-op." https://www.rei.com/learn/expert-advice/layering-basics.html. Fecha de acceso 6 nov.. 2020.

📸 Alasdair Elmes on Unsplash


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados