Tus bidones y bolsa de hidratación libres de gérmenes y bacterias.

Cuidado de bidones, Desinfección, Eliminar Gérmenes, Equipo de hidratación, Gérmenes, Lavado de bolsa de agua -

Tus bidones y bolsa de hidratación libres de gérmenes y bacterias.

No hay nada más tranquilizador “sobre todo en estas épocas” que tener tu sistema de hidratación listo y libre de gérmenes para cuando todo esto termine, por que sí, ¡algún día va a terminar esto!

 Cuando regreses a los senderos y montañas vas a necesitar tu equipo de hidratación en perfectas condiciones y que mejor que este listo para usarse, libre de gérmenes y bacterias, así tu única preocupación será lograr alcanzar tu óptimo desempeño para la próxima competencia o desafío.

 

Primero que todo empecemos por las soluciones limpiadoras.

 

Con estos artículos puedes lograr grandes resultados.

  • Lava-trastes líquido
  • Cloro de uso doméstico
  • Bicarbonato de sodio
  • Limón
  • Tabletas para limpieza de dentaduras postizas
  • Cepillos para biberones y utensilios de lavado de trastes.
  • Cable o alambre de acero inoxidable
  • Toallas de tela absorbente

 

IMPORTANTE: Jamás, jamás mezcles las siguientes sustancias ya que son muy peligrosas y tóxicas juntas: cloro+amoniaco, cloro+vinagre, cloro+alcohol, vinagre+bicarbonato de sodio y vinagre+agua oxigenada

Lavando bidón para agua

 

La gran estrella (Cloro Diluido)

Apréndete esta fórmula, 2 a 5 gotas de cloro “ojo, gotas” por cada litro de agua —de preferencia que este tibia no caliente— es una solución perfecta para desinfectar tu equipo de hidratación, ya que mata bacterias, gérmenes y virus, llena tu sistema de hidratación con esta solución, mangeras, bidones, bolsa de agua y deja todo remojando por media hora; si lo sabemos, no eres el más paciente del mundo pero confía en el tiempo, si respetas el tiempo de reposo el cloro hará su trabajo y tu equipo estará sanitizado.

 

El gran eliminador de malos olores, Bicarbonato de Sodio.

Apréndete esta fórmula ¼ parte de Bicarbonato de sodio y ¾ partes de agua tibia. Esta solución ayuda a eliminar los malos olores creados por restos acumulados de geles de nutrición, sales minerales y restos cálcicos del agua contenida.

 

Lava-trastes diluido.

Las fórmulas de estos lava-trastes están diseñadas para eliminar gérmenes, mugre y cochambre pero sobre todo para eliminar la grasa que se adhiere a las superficies de los objetos, utilízalo como tu solución para lavar, tallar y limpiar tu equipo de hidratación, podríamos decir que es la solución intermedia entre el primer paso, la desinfección y el último, desodorización.

 

La opción final.

Utiliza esta opción sólo si hay un olor muy fuerte y persistente en tu sistema de hidratación, esta es la fórmula ganadora, 250ml de jugo de limón colado en un litro de agua tibia, “Recuerda que el limón tiene restos de pulpa y fibras que podrían pegarse o atorarse en rincones y ensambles de tu sistema de hidratación” por esto último prefiere el Bicarbonato de sodio sobre el jugo de limón.

 

Lavado y tallado paso a paso.

 

La desinfección:

1.- Desarma y desensambla todo tu equipo de hidratación.

2.- En un recipiente grande ten lista la primera solución (Cloro+Agua)

3.- Llena tu sistema de hidratación con la solución y luego deja remojando en la misma durante media hora

4.- Transcurrida la media hora, retira tu sistema de hidratación dela solución, vacía todo el líquido de tu sistema y enjuaga perfectamente con agua abundante.

 Drenando agua de un bidón

El lavado:

1.- Ten la solución para lavado lista (Lavatrastes+Agua)

2.- Llena el sistema de hidratación de la solución de lavado, impregna todo el sistema con la solución de lavado.

3.- Talla con los cepillos para biberones y esponjas lavatrastes de una manera suave pero consistente para despegar toda la suciedad y restos acumulados.

 Importante: No se recomienda tallar fuerte y con utensilios muy duros y con filo ya que estos bidones y bolsas vienen con un recubrimiento interno que es bactericida y antiadherente y un tallado muy fuerte puede dañar esta capa o eliminarla.

4.- Enjuaga con agua abundante

 Enjuagando bolsa de agua

La desodorización:

1.- Ten lista la solución desodorizante.

2.- Llena todo el sistema de hidratación con esta solución.

3.- Deja reposar todo el sistema sumergido es esta solución durante media hora.

4.- enjuaga con agua abundante.

 

El secado:

1.- Quita el exceso de agua con una toalla de tela absorbente de todo en sistema de hidratación.

2.- En algún gancho o ayudándote de unas pinzas para colgar ropa cuelga todos los elementos para que el agua escurra y el aire circule secando todo el sistema.

3.- Asegúrate que todo se a secado a la perfección, cualquier gota o humedad que quede en el sistema puede propiciar el desarrollo de hongos y moho.

4.- En una bolsa de plástico o tela guarda todo el sistema para almacenarlo, dentro de esta bolsa coloca también una bolsita de carbón activado “del que se usa para eliminar malos olores de los refrigeradores” este carbón absorberá la humedad del ambiente y eliminara también cualquier mal olor.

¡Y listo! Tu sistema de hidratación estará listo para regresar a los senderos y a las montañas contigo.

 Escurriendo bolsa lavada

Recomendación final.

NO VIERTAS CUALQUIER COSA EN TU EQUIPO DE HIDRATACIÓN, la principal acción que puedes llevar a cabo para alargar la vida útil de tu sistema de hidratación es cuidar lo que viertes en el, entre más sustancias ingreses, menor será la vida útil de este, en especial las de origen orgánico, ya que estas se adhieren y atoran más fácilmente, y al comenzar a podrirse generan un ambiente idóneo para gérmenes y bacterias.

Pangea Movements

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados